viernes, 21 de septiembre de 2012

El enredo de la bolsa o la vida de Eduardo Mendoza

Esta vez podría haber titulado la entrada "El final del verano", "Comienza el otoño", o algo así, pero me gusta la idea de las lecturas. La verdad es que después de leer a Mendoza ya le leído como dos o tres libros más, pero es que no me acuerdo de los títulos ni los autores. Con eso de que los leo en un libro electrónico, donde no se ven las portadas, pues acabo sin saber lo que he leído. Y con mi memoria de pez...

Bueno, a lo que vamos. No creáis que desde mi último post no he hecho nada, qué va, he pasado el verano haciendo cositas. Con el paso del tiempo descubro que cada día me gusta más sentarme a crear, a dibujar, a coser. Me pregunto si se podría hacer de esto una profesión, y así me dedicaría de pleno a esta afición que he descubierto. La verdad es que las manualidades están de moda y, como otras cosas, se nos pasará, pero mientras tanto, estoy disfrutando muchísimo. Vaya rollo estoy metiendo (igual cuando lo vuelva a leer, lo borro todo).

Entre otras cosas, este verano he hecho un cursito por internet de lo más interesante, divertido y creativo. Me costó mucho conseguir una plaza, pero a la tercera intentona, lo conseguí. Se trata de un curso de diseño digital con el programa Corel Draw que impartía Mariola, de  El osito con zapatos nuevos. Con ese programa he hecho, entre otras cosas, un nuevo logo o he dibujado muñequitos que luego he hecho en fieltro. En fin, todo ideal. Por cierto, os recomiendo esa página. Tiene cosas monísimas. Ahora quiero hacer uno de fotografía.

Aunque voy publicando lo que hago en el facebook, me gusta ir recopilando aquí las cosillas, por si el blog le llega a otras personas. Allá vamos:

Este es el cartel de la obra de teatro que mi sobrina Nieves hizo este verano en Lanzarote. Pues bien, me pidió que le hiciera los personajes de la obra en fieltro para regalar a cada actor su personaje.
Este es el resultado. La de gris es Nieves.

Las hermanas andaluzas que se van a París a encontrar un marido rico


La criada,
Y el Sr. de la Foie, que no aparece en la obra pero es personaje central:
No he podido ni he querido publicar las imágenes hasta ahora porque Nieves habrá regalado estos muñequitos esta semana, y quería que fueran una sorpresa. Espero que lo haya sido. Ya me contará!

¿Qué más típico del verano que ir a la playa, a la piscina, al campo? ¿Y dónde nos metemos la toalla, la crema, las gafas de sol, los sudoku, el libro, las llaves? Efectivamente, en un capazo. En agosto es el cumple de mi amiga Begoña y con ella me aficioné a personalizar estos bolsos tan veraniegos. A ver qué os parece lo que me ha salido.






Este lo hice para mí, con unas flores grandes que ocupan todo el bolso, y en la parte de atrás, le colgué un camafeo a modo de llavero, con una carita que se parece mucho a mí. Le faltan las gafas.
Por cierto, se me olvidaba el de Begoña,


Otra cosa que he descubierto es el trapillo. Se trata de un material de algodón -como si fueran tiras que sacas de una camiseta-, que se teje. Lo venden en ovillos. Mi hermana me hizo un bolso monísimo y con lo que sobró he forrado las asas de los capazos.

 Y en esta foto también se puede apreciar la etiqueta tan estupenda que llevaban los bolsos. Las he hecho con mi nueva troqueladora con esa forma tan mona, cuadrada con onditas. Y es que, como dice el refrán, renovarse o morir. Gracias a las compañeras del curso de diseño digital me he puesto al día en cuestiones de troqueladoras, freebies y alguna cosa más, que ya iré utilizando...

¿Qué más podría enseñaros? Unos brochecitos muy monos, que no han tenido mucho éxito, la verdad. ¿Alguien quiere uno?
 Quedan así de bien,

Esta misma semana he hecho unas figuritas para una pareja que celebran sus bodas de oro. Están preparadas para pincharlas en una tarta. Pues que sigan juntos por muchos años más.


Y ya para finalizar, os contaré que ayer fue el cumple de mi hermana. Le compré una camiseta y se la he personalizado; aun no le he dado pero espero que le guste. Ella es muy pastelera, por eso he adornado una camiseta con un gran cake, pero este al menos no engorda.


He hecho también los detalles de un bautizo, pero no os los voy a enseñar hasta que pase el evento.
¿He tenido, o no, un verano de lo más crafty? Hasta la próxima.

3 comentarios:

María dijo...

Por favor!!! cuanta actividad!!! estás profesionalizándote mucho, no se yo como acabará esto!!! cualquier día tenemos franquicias de la abuela Angelita, creo que voy a guardar tus creaciones por si algún día se cotizan mucho, jajajaja!!!! Ala, a seguir creando... muac!!!

El osito con zapatos nuevos dijo...

Para mí ha sido todo un placer tenerte entre mis cangrejillas!!! un besote corazón!

mayyica dijo...

ohhhh como mola todo!!! los capazos me han encantado y la camiseta tambien!!! :) Bscosss